¿Te sentirías cómodo poniéndote en manos de un especialista que se formó hace 10 años? Seguramente la respuesta es NO.

Un profesional debe mantenerse competente a lo largo de su vida laboral. Hoy en día los avances científicos, los cambios en la educación, las nuevas tecnologías, los movimientos de los consumidores, la legislación  y la economía, entre otros, exigen tener plantillas recicladas y actualizadas.

Este proceso, a menudo choca con  el acelerado ritmo de vida que llevamos, pero con el nuevo modelo de formación programada para empresas se pretende cubrir esa necesidad para que todo sea más ágil y más sencillo.

Esto es algo especialmente atractivo para las pymes, ya que al disponer de al menos un trabajador, tienen asignados unos créditos para la formación de sus trabajadores. El importe de esos créditos depende de las cotizaciones y del número de trabajadores que tenga la empresa y pueda hacerse efectivo mediante la aplicación de las bonificaciones a la Seguridad Social. Los organismos públicos (La Fundación Tripartita junto con el SEPE)  se encargan de regular esta formación dirigida a los trabajadores.

Son muchas las ventajas que esta formación ofrece tanto a la organización como a los trabajadores:

  1. Refuerza el nivel de cualificación de los empleados, evitando el estancamiento de la empresa y haciéndola más competitiva.
  2. Facilita la incorporación de nuevas tecnologías así como nuevos sistemas gestión.
  3. Incrementa el compromiso del personal con la empresa, favoreciendo su satisfacción, motivación y su integración en la misma.
  4. Favorece los procesos de calidad obteniendo como resultado clientes fieles y satisfechos
  5. Permite establecer nuevas metas empresariales
  6. La formación puede obtenerse a coste cero, mediante una deducción directa del importe en las cuotas de la Seguridad Social.

Con todo esto, sólo cabe decir que está en nuestra mano mejorar la calidad de nuestras empresas, ser consciente de la importancia de la Formación Continua y llevarlo a la práctica para alcanzar el éxito profesional.

Categorías: Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *